• El PP, tras conseguir que Lorca sea uno de los municipios con menor presión fiscal de la Región de Murcia, se marca como objetivo nuevas bajadas del IBI, IAE y sello del coche.

17 mayo, 2019.- El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, ha adelantado que ahora que hemos conseguido sanear las cuentas municipales y evitado la bancarrota por culpa de tantas y tantas deudas y trampas que nos dejó el PSOE, tenemos la capacidad de profundizar en la política de ayuda a las familias lorquinas, y la mejor manera de hacerlo es seguir bajando impuestos.

La mejora de las cuentas municipales durante los últimos años nos deja datos realmente positivos, como la reducción de la deuda de 105,4 millones en 2007 a 38,9 en la actualidad, una mejora de 66 millones, a la que hay que añadir la eliminación del déficit, el cierre de las cuentas municipales con superávit y la eliminación del plan de ajuste, que permite ahora una mayor autonomía financiera del Consistorio. Todo ello se ha conseguido, además, teniendo que hacer frente a golpes tan duros como los derivados de los terremotos de 2011, las inundaciones de 2012 y los convenios urbanísticos trampa aprobados en solitario por el PSOE y que obligan a los lorquinos a tener que estar pagando hasta dentro de al menos otros 6 años, lo que resta anualmente 3,4 millones del presupuesto municipal que podríamos estar empleando ya precisamente en lo que queremos: bajar los impuestos.

Mientras otros castigan a las familias y nos vacían los bolsillos con multimillonarias subidas de impuestos y disparando el precio del diésel, desde el Ayuntamiento de Lorca vamos a seguir bajando impuestos, tasas y precios públicos. Somos plenamente conscientes de que la mejor política económica que se puede hacer la realizan las familias, ajustando sus presupuestos para llegar a final de mes, por eso nuestro objetivo es continuar bajando impuestos y reduciendo la presión fiscal. Hasta la fecha hemos logrado que Lorca sea uno de los municipios de la Región con menor presión fiscal, y vamos a seguir trabajando para bajarlos aún más. En especial trabajaremos en la reducción del IBI, sumando nuevas bajadas a las que ya hemos efectuado a lo largo de estos años. Y también aplicaremos nuevas medidas para reducir el importe del sello del coche y el IAE. Donde mejor está el dinero de los contribuyentes es en sus propios bolsillos, y bajo esa premisa vamos a seguir avanzando.

Una de las herramientas que más nos ha ayudado durante estos años a reducir la presión fiscal ha sido la Agencia Tributaria Local (ATL), una entidad municipal que nos ha permitido a los lorquinos ingresar 28 millones de euros procedentes de empresas y contribuyentes que, aun teniendo holgada capacidad económica para hacerlo, no estaban cumpliendo con los lorquinos. Es inaceptable que mientras que la inmensa mayoría cumple, esforzándose para contribuir, haya algunos que actúen de forma insolidaria e incívica con sus propios vecinos.

La ATL, creada en el año 2014 por el Partido Popular, ha logrado recuperar para los lorquinos estos 28 millones, una cantidad devengada por contribuyentes que, a pesar de tener solvencia económica, se habían convertido en morosos casi perpetuos. Estamos hablando de rescatar para los lorquinos recursos económicos para proteger los derechos de los contribuyentes e impedir el fraude fiscal, una labor que se viene desarrollando por el Partido Popular al frente del Consistorio Municipal para atacar las grandes bolsas de fraude.

Desde el Partido Popular hemos establecido fórmulas particularizadas para el abono de impuestos, como el Plan Personalizado de Tributos, así como facilidades de pago (fraccionamiento de deuda, aplazamiento de la misma,…), de las que se han beneficiado miles de ciudadanos. La Agencia Tributaria Local protege los derechos de los lorquinos, ya que lo que no puede ser es que se disfrute de los servicios públicos sin contribuir con los ciudadanos. Estamos hablando de un principio básico de solidaridad entre los lorquinos.